lunes, 22 de diciembre de 2008

Esta eres tu

Esta eres tu,
rodeada de personas que no ven
no lloran

no gritan
en este mundo frío y denso

Esta eres tu
nadando en una burbuja invisible
que pocas manos sienten

... que esperas vivir?
que esperas compartir?

Tal vez, no hay nada para ti.



viernes, 19 de diciembre de 2008

Lectura


¿Qué guerra es esta que combatimos, seguros de nuestra derrota? Aurora, tras aurora, extenuados ya de todas las batallas que aún están por venir, nos acompaña el espanto del día a día, ese pasillo sin fin que, en horas postreras, será nuestro destino por haberlo recorrido tantas veces. Sí, ángel mío, así es el día a día: tedioso, vacío y anegado en desdicha. Las calles del infierno no le son en nada ajenas; uno acaba allí un buen día por haber permanecido en ese pasillo demasiado tiempo.
De un pasillo a las calles: entonces acontece la caída, sin sacudidas ni sorpresas. Cada día volvemos a experimentar la tristeza del pasillo, y paso tras paso, seguimos el camino de nuestra lúgubre condena.
¿Vio él las calles? ¿Cómo se nace después de haber caído? ¿Qué pupilas nuevas sobre ojos calcinados? ¿Dónde empieza la guerra y dónde cesa el combate?

Entonces, una camelia.

La elegancia del erizo, Muriel Barbery

sábado, 13 de diciembre de 2008

Canción de la semana


El sol no había nacido todavía. Hubiera sido imposible distinguir el mar del cielo, excepto por los mil pliegues ligeros de las ondas que le hacían semejarse a una tela arrugada. Poco a poco, a medida que una palidez se extendía por el cielo, una franja sombría separó en el horizonte al cielo del mar, y la inmensa tela gris se rayó con grandes líneas que se movían debajo de su superficie, siguiéndose una a otra persiguiéndose en un ritmo sin fin. Al aproximarse a la orilla, cada una de ellas adquiría forma, se hinchaba y se rompía arrojando sobre la arena un delgado velo de blanca espuma. La ola se detenía para alzarse enseguida nuevamente, suspirando como una criatura dormida cuya respiración va y viene inconscientemente.

Las Olas, Virginia Wol

martes, 9 de diciembre de 2008

Lectura


Entonces se oyó un intenso rumor; el suelo comenzó a temblar y luego a girar sobre sí mismo antes de dividirse en dos territorios: uno se elevó indefinidamente, mientras que el otro bajó otro tanto. Al darse la vuelta para trazar la línea fatal, el hombre se había exiliado del cielo y separado para siempre de su amada.

Pero aquel día en que las puertas de la memoria de mi abuela se habían entreabierto, yo aún no conocía ese cuento, y creía poder explorar a mi antojo el territorio que se me ofrecía. No imaginaba que éste se disiparía de inmediato, como un espejismo que nos hace creer en un milagro cuando a nuestro alrededor sólo hay desierto. Así pues, cerré los ojos, como mi abuela me había pedido, y me sumí en el sueño. Cerré los ojos y no estoy segura de haberlos vuelto a abrir nunca, ni siquiera para Nam.

La princesa y el pescador, Minh Tran Huy

jueves, 4 de diciembre de 2008

Un día como hoy

Hace tiempo un amigo me explicó una extraña teoría: algunos psicólogos creen que las primeras horas de un recién nacido pueden marcar tanto en el subconsciente del bebé como el resto de su vida. En ese momento me pareció una teoría con bastante poca base científica (una tontería, vamos), pero la verdad es que es una idea que no puedo sacarme de la cabeza.

Hubo una época en que un médico llamaba a mi madre: la llorona.
Y siempre que pienso en esos días, no sé porqué, me viene a la mente el día en que yo nací… recuerdos no tengo, pero si una curiosa historia.

El parto fue bien. Resultado: una niña larguirucha y callada, y un montón de familiares felices alrededor de una parturienta cansada.
No se sabe cuantas horas pasaron cuando alguien se dio cuenta de que algo no iba bien. Ni cuantas más hasta que algún medico se digno a escuchar a un grupo de gente (probablemente muy asustada) diciendo que algo fallaba.
Y sí fallaba. Y mucho.
Ante la escasez de recursos de ese hospital, trasladaron a la mujer moribunda a otro hospital, sin dar seguridad de que esta llegara viva. Y dejando a la recién nacida con las enfermeras.
Algunos dicen que todo el silencio que regaló el bebe en sus primeras horas, en segundos se convirtió en llanto. Y el llanto en desespero.
La comitiva fue detrás de la ambulancia. Y las suplicas que hasta entonces les parecían supersticiones, se volvieron en rumor durante todo el camino.
Por fin llegaron: todos vivos. Y después de una operación y lo que fue probablemente una negligencia médica encubierta todo fue mejorando poco a poco.
Cuando todo se calmó, el padre de la criatura fue a buscar al bebe guardado. Y la entregó a su hermana y su familia (marido y dos hijos), que la cuidaron como si fuera suya.

Pasado casi un mes, a la parturienta recuperada le dieron el alta. Y junto a su marido, fueron a recoger, con sus mejores galas, a su hija.
Algunos dicen que llegado el momento, los dos niños que hasta ese día fueron como hermanitos del bebé, no querían entregar a la criatura… porqué los padres de esta “no sabrían cuidarla tan bien como ellos dos. Mejor que volvieran en unos meses.”

Ese fue el día en que dos padres ilusionados y su hija se reencontraron. Y ya no se separaron hasta al cabo de unos cuantos y felices años.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Lectura

Más allá de la oreja existe un sonido, la extremidad de la mirada un aspecto, las puntas de los dedos un objeto: es allí a donde voy. La punta del lápiz el trazo. Donde expira un pensamiento hay una idea, en el último suspiro de alegría otra alegría, en la punta de la espalda magia: es allí a donde voy. En la punta del pie el salto. Parece historia de alguien que fue y no volvió: es allí a donde voy. ¿ O no voy? Voy, sí. Y vuelvo para ver cómo están las cosas. Si continúan mágicas. ¿Realidad? Te espero. Es allí a donde voy. En la punta de la palabra está la palabra. Quiero usar la palabra "tertulia", y no sé dónde ni cuándo. Al lado de la tertulia está la familia. Al lado de la familia estoy yo. Al lado de mí estoy yo. Es hacia mí a dónde voy. Y de mí salgo para ver. ¿Ver qué? Ver lo que existe. Después de muerta es hacia la realidad adonde voy. Mientras tanto, lo que hay es un sueño. Sueño fatídico. Pero después, después de todo es real. Y el alma libre busca un canto para acomodarse. Soy un yo que anuncia. No sé de qué estoy hablando. Estoy hablando de nada. Yo soy nada. Después de muerta me agrandaré y me esparciré, y alguien me dirá con amor mi nombre. Es hacia mi pobre nombre adonde voy. Y de allá vuelvo para llamar al nombre del ser amado y de los hijos. Ellos me responderán. Al fin tendré una respuesta. ¿Qué respuesta? La del amor. Amor: yo os amo tanto. Yo amo el amor. El amor es rojo. Los celos son verdes. Mis ojos son verdes tan oscuros que en las fotografías salen negros. Mi secreto es tener los ojos verdes y que nadie lo sepa. En la extremidad de mí estoy yo. Yo, implorante, yo, la que necesita, la que pide, la que llora, la que se lamenta . Pero la que canta. La que dice palabras. ¿Palabras al viento? Qué importa, los vientos las traen de nuevo y yo las poseo. Yo al lado del viento. La colina de los vientos aullantes me llaman. Voy, bruja que soy. Y me transmuto. Oh, cachorro, ¿dónde esta tu alma? ¿Está cerca de tu cuerpo? Yo estoy cerca de mi cuerpo. Y muero lentamente. ¿Qué estoy diciendo? Estoy diciendo amor. Y cerca del amor estamos nosotros.

Es allí a donde voy, de Silencio. Clarice Lispector


Esto no es una lamentación, es el grito de un ave de rapiña. Irisada e inquieta. Un beso en la cara muerta.
Escribo como si fuese a salvar la vida de alguien. Probablemente mi propia vida. Vivir es una especie de locura que la muerte comete. Porque en ellos vivimos, vivan los muertos.
De repente las cosas no tienen por qué tener sentido. Me satisfago en ser. ¿Tú eres? Estoy seguro de que sí. El sinsentido de las cosas me provoca una sonrisa de complacencia. Todo, sin duda, debe de estar siendo lo que es.

Un solplo de vida, Clarice Lispector

lunes, 24 de noviembre de 2008

Vengo de una larga añoranza

Vengo de una larga añoranza, y es imposible retener los recuerdos en mi piel.

Queremos lo vivido, queremos el eco de las palabras que un día fueron, queremos las marcas que ese momento nos hicieron, queremos a alguien mas que a nosotros mismos, pero... queremos a quien ya no esta... a quien no es... a quien nunca podrá ser?
Porque yo ya no te veo, ya no te siento y quizá ya no te quiero.

Y contigo se fue aquella que un día yo fui.
Y contigo se fue aquella que un día sentí en mi.

Quiero a mi vida aquí y ahora.
Te quiero a ti aquí y ahora.
Y sentirte, y hablar, y abrazar... y saber que sigo viva, y tu dentro de mi.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Lectura


-No - dijo Elisabeth-, eso no está bien. Todo el mundo te parece respetable y te ofendes si yo te hablo mal de alguien. Tú eres la única a quien encuentro perfecta y tampoco quieres que te lo diga. No temas que me exceda apropiándome de tu privilegio de bondad universal. No hay peligro. A poca gente quiero de verdad, y de muy poco tengo buen concepto. Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada, y el tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano, y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia. Últimamente he tenido dos ejemplo: uno no quiero mencionar, y el otro, la boda de Charlotte. ¡Es increíble! ¡Lo mires como lo mires, es increíble!
- Querida Lizzy, no debes tener esos sentimientos, acabarán con tu felicidad. No tienes en consideración las diferentes situaciones y la forma de ser de las personas. Ten en cuenta la respetabilidad del señor Collins y el carácter firme y prudente de Charlotte.
Orgullo y prejuicio, Jane Austen

sábado, 15 de noviembre de 2008

A través del viento


Si te acercas lo suficiente seguro que eres capaz de oler la sal aún en mis manos.

He recorrido con la punta de mis dedos las señales que te conducen a mi
... a través del océano
... a través de las olas
... a través del viento
para que susurren melodías secretas e historias de otros tiempos
y para que te acerquen poco a poco hasta aquí.


viernes, 7 de noviembre de 2008

Descansa

Pues a mi me persigue la certeza de que todo va a ir bien.

Como un dulce perfume que te va calando poco a poco, y te hace sentir seguro. A salvo de todos los peligros que nos acechan al caer rendidos por el cansancio.

Descansa, muy pronto va a ser nuestro día.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Llámame idealista



...........Cuarenta años después del asesinato de Luther King
..............

lunes, 3 de noviembre de 2008

Canción de la semana

" ¡Oh tú, mi triste y solitaria almohada!,
Tráeme dulces sueños para preservar mi corazón del quebranto,
A cambio de las lágrimas que sobre tí derramé despierto;
No me dejes morir hasta que vuelva sobre esas olas. "
Lord Byron
Estancias a un aire indostánico



domingo, 26 de octubre de 2008

Lectura

En el fondo, no creo que haga falta ningún talento especial para que una persona se eleve del suelo y permanezca suspendida en el aire. Todos lo llevamos dentro- hombre, mujeres y niños-, y con sufueciente esfuerzo y concentarción, todo ser humano es capaz de duplicar las hazañas que yo realicé cuando era Walt el Niño Prodigio. Tiene que aprender a dejar de ser tú mismo. Ahí es donde empieza, y todo lo demás viene de ahí. Debes dejarte evaporar. Dejar que tus músculos se relajen, respirar hasta que sientes que tu alma sale de ti, y luego cerrar los ojos. Así es como se hace. El vacío dentro de tu cuerpo se vuelve más ligero que el aire que te rodea. Poco a poco, empiezas a pesar menos que nada. Cierras los ojos; extiendes los brazos; te dejas evaporar. Y luego, poco a poco, te elevas del suelo.
Así.
Mr. Vértigo, Paul Auster

viernes, 24 de octubre de 2008

martes, 21 de octubre de 2008

Confesión

Y hoy me ha vuelto a entrar el pánico.

Y esta es mi confesión:
No sé jugar al Parchis sin hacer trampas.
No soy persona si no duermo un mínimo de 7 horas.
A veces soy tan insegura que una palabra me duele en el alma.
A veces soy tan segura que soy capaz de decir que amo a alguien sin que esa persona lo supiera y delante de una multitud.
No me miro casi nunca en el espejo pero si me miro y me veo horrible me pongo de mal humor.
No soporto depender de nadie, pero a la que me despisto la gente que me rodea es tan importante para mi que una palabra suya podría hacerme llorar.
Odio los bichos pequeños que se mueven de una forma impredecible, pero soy incapaz de matarlos.
Tengo la costumbre de hacerme la tonta para acercarme a la gente.
Soy muy payasa, pq me cuesta horrores admitir mis tristezas ante la gente.

No dejo que casi nadie se me acerque.

Soy demasiado exigente conmigo misma, y demasiado tolerante con los demás.
Me pongo de mal humor cuando veo que alguien al que quiero no sabe ser feliz sin su pareja.
Me vuelvo intolerante cuanto hieren a alguien al que quiero.
Me tengo que lavar el pelo cada día para sentirme bien.
El desorden a mi alrededor me traslada a una sensación de caos.
Creo en las personas aunque una y otra vez me han hecho daño ( y a veces adrede).
La dureza en algunas palabras se me queda grabada durante muchísimos días.
La amabilidad y la comprensión me ganan en 5 seg.
Me se débil y a la vez fuerte como el hierro.
Tengo debilidad por la inteligencia.
Me gana el sentido del humor.
La sensación de abandono me invade cuando menos lo espero y tristeza se apodera de mi.
No se si seré capaz de confiar en alguien al 100%, y aun así no soy capaz de desconfiar de la gente.
....

Y soy tan imperfecta que es imposible que sea quien tu quieres que sea... y encima me entra el pánico verte mirarme así.


lunes, 20 de octubre de 2008

Canción de la semana

"If you tell a lie
I still would take the blame
If you pass me by
It's such a shame, shame, shame..."


lunes, 13 de octubre de 2008

Me declaro

Me declaro perdida.

Sin brújula, ni mapa. Ni sirenas que me susurren al oído. Cuentos de piratas que me llevan a otros lares. O vientos de tierra con sabores cálidos.

He perdido el camino de estrellas que de noche me iluminan. La mano rozándome el hombro en cada esquina. El aliento cálido en mi nuca. Las palabras precisas que me reconfortan en el frío.

Ya no soy. Ya no espero. Ya no entiendo.

Me declaro pedida en medio de este océano sin nombre.

sábado, 11 de octubre de 2008

Lectura

-En realidad,señor representante, nosotros no queríamos otro hijo. El tercero nació porque probamos un preservativo agujereado..., ya sabe, de esos que vendemos a los que quieren morir por contagio sexual.
Lucrèce sacude la cabeza con gesto de contrariedad por ese revés del destino.
-Reconocerá que, para una vez qie probamos uno de nuestros productos, no se puede decir que tuviéramos precisamente un golpe de suerte.
-Ah, los preservativos de La Muerte me la Suda tienen garantía de porosidad. Debería haber confiado en nosotros- replica el representante.
-Así y todo...- suspira la madre de Alan, el cual aparece en ese momento en la tienda.
-¡Hola, mamá! ¡Hola, papá! ¡Hola, señor!- dice, yendo por iniciativa porpia a besar educadamente al representante en ambas megillas-. ¿Habéis visto? está lloviendo. Es estupendo. Hace falta agua, ¿eh?
La tienda de los suicidas, Jean Teulé

martes, 7 de octubre de 2008

domingo, 5 de octubre de 2008


Caras conocidas al pasear, gente que quiero con locura, recuerdos guardados en calles, promesas en el portal, sueños estampados en paredes, melodías de un campanario, notas en servilletas de papel, besos bajo el árbol, risas de camino a casa, café en horas de trabajo, abrazos que devuelven la vida, complicidad de tantos años, familia que me ha visto crecer, manos que me supieron acoger, sobrinos que me hacen soñar, viajes en moto para ir a conocer, bailes en el parque con la peor orquesta, amaneceres con sabor amargo, castillos derrumbados con un solo pie, cervezas en la mejor terraza, infancia guardada celosamente, plantas cuidadas con fe, tortuga observada con curiosidad, miradas de la infancia, palabras con un pasado, cenas con vino y recuerdos, regalos con ilusión y alegría, partidas de Trivial con trampas, Risk con discusiones, fiestas con policía, ligues de los jueves, sueño de los domingos, pisos compartidos.........risas de tanto llorar
lloros por no querer olvidar

miércoles, 1 de octubre de 2008

No cierres los ojos

No cierres los ojos, por favor. Estoy enfrente de ti.... y te digo que esta vida no es de color de rosa, no es fantástica y maravillosa, no tiene besos de colores ni abrazos de gominola.... pero es nuestra.
Siempre vamos a pasar malos momentos, nos van a rodear gente mezquina, niñas del exorcista, padres que tal vez no lo supieron ser, abuelas que nos quieren arrear con un bolso, compañeras culonas, MGlaprofeCorazon, y personas que simplemente intentan sobrevivir, y pisan o acorralan a quien haga falta para serlo... pero permiteme que piense que somos mas fuertes que todo eso.
Da una oportunidad a todo lo hay por venir. No lo oyes? es nuestra vida, y la gente que nos rodea y nos quiere tal cual somos, que están esperando que disfrutemos solo como nosotros sabemos !

Lectura


Te encuentras bien? Tu barco está a punto de hundirse. ¿Todavía no has pedido socorro? Has abusado del barco de tu espíritu y te has privado a ti misma de puerto. Ahora, pues, ha llegado el momento de continuar a nado, de atravesar el mar nadando con tus propias y solas fuerzas. Todo lo que tienes delante es la muerte. ¿Es eso lo que quieres?
Sed de amor, Yukio Mishima

domingo, 28 de septiembre de 2008

miércoles, 24 de septiembre de 2008

martes, 23 de septiembre de 2008

Lectura


"Aunque nunca he sido tan buena como tú, creo que los espíritus celestiales nos unieron. Estaremos juntas eternamente".
He meditado a menudo sobre eso. ¿Decía Flor de Nieve la verdad? ¿Y si no hay piedad en el más allá? En todo caso, si los muertos tienen las mismas necesidades y los mismos deseos que los vivos, espero que me oigan Flor de Nieve y los otros que lo presenciaron todo. Escuchad mis palabras, por favor. Os ruego que me perdonéis."

El abanico de seda, Lisa See

martes, 16 de septiembre de 2008

Exposición

Autopsia del Nuevo milenio 
J. G. Ballard
CCCB, Barcelona

"...Creo en el poder de la imaginación para rehacer el mundo,
para liberar la verdad de lo que llevamos dentro,
para frenar la noche,
para traspasar la muerte,
para embrujar las autopistas,
para congraciar-nos con los pájaros,
para conseguir las confidencias de los locos..."

lunes, 15 de septiembre de 2008

If it be your will


...It it be your will
That a voice be true 
From this broken hill 
I will sing to you 
From this broken hill 
All your praises they shall ring 
If it be your will 
To let me sing 
From this broken hill 
All your praises they shall ring 
If it be your will 
To let me sing ...
LEONARD COHEN

domingo, 14 de septiembre de 2008

Lectura

"... Continúo sin entender por qué nos sentimos impulsados los tres a ver la cinta: como si fuera una obligación, una misión sagrada. Los tres sabíamos que iba a obsesionarnos durante lo que nos quedara de vida, y sin embargo creímos que debíamos estar con Titus, mantener los ojos abiertos ante aquel horror, absorberlo con el aire y guardarlo muy adentro: con nosotros, esa muerte solitaria y miserable; con nosotros, la crueldad que conoció en esos últimos momentos; con nosotros y con nadie más, para no abandonarlo en la implacable oscuridad que se lo había tragado."

Un hombre en la oscuridad, Paul Auster.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Gracias

Por la vida

Los abrazos
Los besos
Las cosquillas
Los cuentos por la noche
Las excursiones por la montaña
Por los dibujos en las estrellas
Las canciones silbadas
El olor a incienso
Los domingos de lectura
Las regañinas por la verdura
La piel suave
Las carreras hasta el coche

Gracias por
Enseñarme a observar
A respetar lo distinto
A querer
A amar sin miedo
A ser sincera y honesta conmigo misma
Sentir orgullo por la herencia no tangible
Por los valores sólidos
Por enseñarme a estar en el mundo
Por insistir en que no me encerrara y hablara
...

Gracias
por todo lo que recibí y que aun, ahora, como una niña
me hace sentir una nostalgia tan grande que invade todo
los rincones de mi casa.

martes, 9 de septiembre de 2008

Hoy, otra vez, se ha puesto a llover

Hoy, otra vez, se ha puesto a llover.

Como cuando te quedas mirando fijamente un pequeño punto en la pared, y todo a tu alrededor se agranda distorsionado, creando un túnel directo de ti a ese punto... 
Si te pasas el tiempo suficiente todo lo que rodea a ese punto queda difuminado y una sensación de mareo te va invadiendo poco a poco. E intentas dejar de mirarlo pero ya no puedes...... ya es demasiado tarde. Un cordón invisible te ha atado a él y te atrae disimuladamente hacia la pared.

Eso mismo me ocurre los días de lluvia. Sólo que el punto no está en la pared sino en algún lugar de mi alma... y como un pozo muy profundo me atrae sin poder evitar caer en él.
Algunos días me atrapa tanto rato que me permite ponerle nombre: a veces es Melancolía, otras es Nostalgia, otras es Deseo... Sea cual sea su nombre, todo lo que le rodea, dentro y fuera de mi, queda totalmente distorsionado. Y sólo puedo reconocer el camino que me atraer irremediablemente a él.

Y hoy, otra vez, se ha puesto a llover.

Y me ha vuelto a visitar. 
Me ha saludado desde la ventana del lugar más azul de mi alma y me ha contado que hay un lugar mejor donde descansar. Un lugar donde poder danzar, pensar, desear, y a veces, si hay suerte, compartir... Porque a veces en ese lugar puedes ver a otra persona, que como tu sólo desea sentir. 
Es muy difícil reconocerla, pero si consigues concentrarte y mirar fijamente, todo tu alrededor empieza a distorsionarse y sólo queda la otra persona, tu y el camino que te va conducir a ella.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Spamalot y Monty Python's

Teatre Victòria, Barcelona
dirigida por el Tricicle

Always Look on the bright side of life


jueves, 4 de septiembre de 2008

Tim Buckley

Song to the Siren - Tim Buckley

En los océanos que flotan sin barcos
hice todo lo que pude para sonreír...

hasta que tu cantar y tus dedos
me dibujaron el amor hasta tu isla.

Y cantabas "Navega hacía mi, deja que te envuelva"

Aquí estoy, esperando para abrazarte

¿Soñé que soñabas conmigo?
¿Estabas aquí cuando estaba atónito?

Ahora mi barco de locos está virando
roto y abandonado, pedido en tus rocas

...

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Lectura


¡Tantos de nosotros nos hemos convertido otra vez en niños! No es que lo hayamos buscado, ya me entiendes, ni que seamos conscientes de ello. Pero cuando la fe desaparece, cuando comprendes que ni siquiera te queda la esperanza de recuperar la esperanza, entonces tiendes a llenar espacios vacíos con sueños, pequeñas fantasías y cuentos infantiles que te ayuden a sobrevivir. Hasta a la gente más endurecida le resulta difícil contenerse; de repente dejan lo que están haciendo y se sienta a hablar de los deseos que han ido brotando en su interior.

El país de las últimas cosas, Paul Auster

lunes, 1 de septiembre de 2008

a veces...


A veces, en medio del océano aparece alguien que te da la mano.
No sabes si es el destino, la casualidad, la suerte... pero esta claro que uno o quizá todos se ponen de acuerdo, se concentran, y te regalan un amigo.
No siempre lo sabemos ver, y a veces quizá no lo queremos... pero cuando todo se alinea y te sientes capaz de aceptar un regalo tan importante se produce un cambio en tu vida.

Tienes a alguien al lado al que poco a poco vas aceptando como parte indiscutible de ti mismo, y al que ansias ver para explicar, para callar... para compartir todas las decepciones y tristezas, alegrías y locuras que te acompañan.
Y al que darías tu mano para tocar, tu ojos para ver, tu boca para hablar y tu corazón para compartir.

Los amantes



Y vamos esperando la casualidad de nuestra vida...

Voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta. Estoy esperando la casualidad de mi vida, la más grande, y eso que las he tenido de muchas clases.. Sí, podría contar mi vida uniendo casualidades. 

Los amantes del círculo polar

jueves, 28 de agosto de 2008

Lectura


No acabará nunca. Porque Míster Blank ya es uno de los nuestros, y por mucho que se esfuerce en comprender su situación, siempre estará perdido. Creo hablar en nombre de todos sus agentes cuando digo que tiene lo que se merece: ni más ni menos. Y no hablo de castigo, sino de un acto de suprema justicia y compasión. Sin Míster Blank no somos nada, pero la paradoja es que nosotros , seres puramente imaginativos, sobreviviremos a la mente que nos creó, porque una vez arrojados al mundo existiremos hasta el fin de los tiempos, y nuestras historias seguirán contándose incluso después de que hayamos muerto.

Viajes por el Scriptorium, Paul Auster


miércoles, 27 de agosto de 2008

canción de la semana


All the World Is Green - Tom Waits

mapa


¿Porque no nos dan un mapa cuando nacemos? Un mapa que nos indique todos los caminos que se supone que debemos seguir... el primero a la derecha, el segundo a la izquierda, izquierda, derecha y izquierda. Así seria más fácil todo. Que nos cansamos: lo rompemos  y hacemos lo que nos viene en gana . Que nos sentimos agotados y perdidos: sacamos el mapa del bolsillo y vemos nuestro camino. Así podríamos andar sabiendo que algo nos espera (sin saber el que, pero sabiendo que hay algo para nosotros). 
Sería genial no tener siempre la sensación que no se avanza o que uno no se mueve del lugar. 
También estaría bien saber cuando suceden los hechos mas importantes. Estarían marcados con una X, sin saber si son buenos o malos.... pero así sabríamos cuando algo se aproxima, y estaríamos preparados. Y en las épocas de tranquilidad (de no X) pues estaríamos tranquilos y aprovecharíamos mas el tiempo.
No se, yo a menudo, cuando pienso en el mapa de mi vida veo un circulo..... O.... porque no puedo evitar pensar que tarde o temprano la muerte, la tristeza o el desengaño aparecen sin avisar.

martes, 26 de agosto de 2008

Lectura


¿Es por ese motivo por el que mi alma se asemeja a la de un perro? ¿Es por eso por lo que, desde siempre, vago por las calles invadida por la feroz inquietud de los que no tienen amo?


Escucha mi voz, Susanna Tamaro.

sábado, 23 de agosto de 2008

Wall-E



Dibujos animados para hacer soñar y disfrutar como un niño.... genial!!

¿Te apetece bailar conmigo?

viernes, 22 de agosto de 2008

¿Porqué insistes en volver a mi?
¿No ves que me inquietas?

Me asaltas de repente siempre cuando menos los espero, y ZAS otra vez perdida. Como el viento que te golpea en la cara y te obliga a mirar en otra dirección, pero no ves nada porque simplemente sólo te preocupas de resguardarte de él. 

¿Porqué vuelves una y otra vez a mi?
¿No ves que me agitas?

Te echo de menos, siento todo lo que me rodea y el vacío invade mi almohada. 
Sé que ya no eres tu, es tu recuerdo... tus ojos mirando directamente mis entrañas, inspeccionando cada uno de los pliegues de mi piel, cerrando mis ojos para olisquear dulcemente mi pelo, columpios instalados en la escalera, flores en los espejos, agua en el suelo del baño, risas bajo las sábanas, cosquillas con las palabras, música afinada con los gestos, susurros en forma de espiral, cuentos sin personajes ni final, melodías secretas enviadas con la mirada, promesas estampadas en la pared, reproches tatuados en la comida, decepciones en lo mas profundo del mar. 
No estás, lo sé. Y así tiene que ser...

canción de la semama



Wild is the Wind (Nina Simone) - Cat Power

jueves, 14 de agosto de 2008

viaje...


Nos vemos a la vuelta....

No intentes enterrar el dolor


No intentes enterrar el dolor: se extenderá a través de la tierra, bajo tus pies; se filtrará en el agua que hayas de beber y te envenenará la sangre. Las heridas se cierran, pero siempre quedan cicatrices más o menos visibles que volverán a molestar cuando cambie le tiempo... recordándote en la piel su existencia, y con ella el golpe que las originó.
Y el recuerdo del golpe afectará a decisiones futuras, creará miedos inútiles y tristezas arrastradas, y tu crecerás como una criatura apagada y cobarde.
¿Para qué intentar huir y dejar atrás la ciudad donde caíste? ¿Por la vana esperanza de que en otro lugar, en un clima benigno, ya no te dolerán las cicatrices y beberás un agua más limpia?
A tu alrededor se alzarán las mismas ruinas de tu vida, porqué allá donde vayas llevarás a la cuidad contigo.

No hay tierra nueva, ni mar nuevo, la vida que has malogrado malograda queda en cualquier parte del mundo.

La canción de la semana


Broken - Tracy Chapman

Y es que no para de sonar una y otra vez en mi cabeza....

miércoles, 13 de agosto de 2008

Piedras

¿Qué nos ocurre? ¿Cómo podemos vivir en un mundo en que ya casi nada importa?

 Cada día ponemos el televisor, vemos las noticias y observamos como en otro lugar hay gente que muere por una guerra, por una injusticia, por hambre... vemos a un político mentir descaradamente, vemos a un presidente mas tonto que nuestro vecino del quinto, la obsesión por conquistar Marte y olvidarnos de algunas zonas de la tierra, fanáticos de un deporte que linchan a los de otro….o simplemente andamos por la calle y vemos un bofetón a un niño, dos personas insultarse, alguien hablando sólo, alguien llorar disimuladamente (o desconsoladamente), un conductor hacer un gesto obsceno a otro, alguien durmiendo en un banco, una mujer pidiendo con un bebe en los brazos… conocemos a alguien, confiamos, pero nos pisa, nos manipula ,nos decepciona…. Pero seguimos hacia delante, sin mirar porque ya todo da igual.

Todo nos da igual….................y poco a poco nos volvemos piedra.

 

martes, 12 de agosto de 2008

Los tres regalos......



Una foto......



Una foto. Simplemente una foto.

La miras atentamente, intentado descubrir un código que en otro tiempo fue valioso.

Caras que con el tiempo han desaparecido, ropa de otra época, sonrisas que parecen perdidas, ese paisaje que ni siquiera recuerdas….. levantas la mirada y ya nada parece igual.

Levantas la mirada y ya nada es igual.

¿Dónde ha ido a parar ese momento? Ese instante que intento ser capturado ya no esta…. Simplemente ellos ya no estan.

Apartas la mirada de esa foto y vuelves sentir ese vacío que un día creíste olvidado.



lunes, 11 de agosto de 2008

Si no te quieres salvar...




Si no te quieres salvar escucha este poema
de Mario Benedetti 
interpretado por el actor argentino Miguel Angel Solá

No me gusta...



........................no me gusta el tacto de las bolsas de plástico. El sabor amargo de la tónica o similares. Que me  den golpecitos con el dedo en el hombro cuando alguien me habla. La violencia, la falta de tolerancia, la gente que no escucha, los juicios sin conocer........... los juicios. Las criticas con ánimo de burla. Que me llamen "cielo" o  "corazón" alguien que apenas conozco. El egoísmo. Cocinar. Las despedidas. Que me presionen. Que me digan lo que tengo que hacer. Las mentiras. La hipocresía. Quedarme sin batería en el iPod. Que el ordenador se apague cuando estoy terminando un e-mail. La infidelidad. Las etiquetas colgadas por nacionalidad, color de piel, sexo o religión. Sentarme en una asiento que está caliente por otra persona. La ansiedad. Algunos insectos. El Terrorismo. La censura. Los cotilleos. Ver a alguien llorar en la calle y que nadie se acerque a preguntar si necesita algo. La mala educación. La falta de respeto. Los insultos. Que me digan "se te va a pasar el arroz" o que pretendan que encuentre "mi otra mitad" (¿no estoy entera?). Tener a alguien al lado incomodo porque no le gusta el silencio. Las palabras vacías. No me gusta la carne. No me gusta sentirme perdida. No me gusta depender de alguien........................... no me gusta no poder dormir.